Artículos de ChileFirmas

De seguro, en alguna oportunidad has oído hablar sobre la firma digital o digitalizada, incluso habrás pensado que la firma electrónica y digital son lo mismo, pues ambas se nos describen como el mecanismo a través del cual es posible autenticar un documento. Sin embargo, pese a lo similar que pueda parecernos son totalmente distintas, a continuación te expondremos esas diferencias.

Cuando hablamos de la firma electrónica nos referimos al archivo que nos permite identificarnos en la red, por medio de él nos es posible firmar documentos tributarios electrónicos y otros tantos que requieren que sean firmados exclusivamente por nosotros.

La firma electrónica certifica que hemos sido nosotros quienes autenticamos el documento, evitando así cualquier irregularidad. En este sentido, distinguimos entre la firma electrónica simple (aquella que podemos adquirir en Chilefirmas) y la avanzada; ambas nos permiten firmar documentos tributarios. De hecho si debemos hacer solo esto, expertos recomiendan adquirir una firma simple ya que su costo es mucho menor.

Ahora bien, la firma digital es aquella que permite que la firma electrónica avanzada (no la simple) pueda ser plasmada en un documento con total seguridad. Esto luego de aplicar mecanismos criptográficos en ella para que pueda ser encriptada.

LEE: ¿Cómo Crear una Empresa en un Día?

De esta manera, la primera gran diferencia entre ambas es que la firma electrónica goza de naturaleza jurídica, es aquella que confiere validez; esto no ocurre con la digital, que es más que nada una herramienta que impide la suplantación de identidades y hace posible la autenticación en los procesos en donde se use la electrónica.

Es la firma digital aquella que nos permite distinguir entre la firma electrónica simple y la avanzada, pues es ella quien le da el nivel de seguridad máximo. Es por ello, que los costos son más elevados, ya que plantea otros mecanismos más avanzados.

Por último, la firma digitalizada no guarda relación directa con las anteriores; la razón es sencilla. Supone la representación gráfica de la firma manuscrita realizada a través de un escáner, es decir, la conversión de una firma en una imagen de ella. Su poco uso se debe a que puede ser falsificada muy fácilmente, no expresando así su origen.

En Chilefirmas, no sólo queremos ofrecerte la mejor firma electrónica simple, también deseamos darte la información que necesitas para impulsar tu proyecto. Evita los errores y distingue muy bien entre las distintas firmas que existen; por último ¡Atrévete a adquirir la mejor firma simple del mercado, aunado a los más increíbles beneficios!