Artículos de ChileFirmas

De seguro en alguna oportunidad, te has planteado crear tu propia empresa. Muchos de nosotros tiene en mente proyectos interesantes y que deseamos materializar en una Startup; el problema yace en que no siempre tenemos la valentía para iniciar, pues esto es lo más difícil. La razón de ello, responde al hecho de que sentimos temor de fracasar o partimos de la idea de que tu proyecto quizás no sea lo suficientemente bueno para generarte los ingresos que necesitas.

Pues bien; las grandes empresas comenzaron desde cero y muchas de ellas ni siquiera fueron vistas como buenas o interesantes durante su época. De hecho, la ventaja que existe hoy es que no necesitas una gran cantidad de dinero para iniciar; las redes sociales se han convertido en el seno de muchas PyMEs exitosas y todas ellas partieron con poca inversión, este es un gran punto a tu favor.

A continuación, te explicamos los pasos a seguir para alcanzar el éxito con tu pyme; recuerda que no son infalibles; algunos dependen exclusivamente de ti, de tu esfuerzo y de cuánto desees materializar tu objetivo.

1. Investiga tu mercado

Cuando se trata de construir tu empresa; todos los expertos nos recomiendan investigar el mercado en el que nos desenvolvemos. En este sentido, debemos invertir parte de nuestro tiempo en estudiarlo, no es suficiente con tan sólo saber lo que la competencia ya domina, sumérgete en él, analízalo y así sabrás qué le hace falta y cómo tu marca puede cubrir este vacío.

Busca en Google aquellas palabras claves que definan a tu empresa y no te desanimes si hay mucha competencia, ya que esto quiere decir que su negocio funciona y por tanto ¿porqué no ha de funcionar el tuyo? esto es posible.

2. Define quién es tu cliente

Todas las empresas definen su éxito en función de haber definido a tiempo y de manera correcta el perfil de sus clientes; para ello es necesario analizar su comportamiento, su ritmo de vida, sus hobbies, responsabilidades y otras cualidades que lo definan. Sobre la base de ello, podemos determinar las características de los productos o servicios que deseamos comercializar; pues estos se convertirán en nuestros clientes potenciales.

LEE: ¿Qué son los DTE?

3. Analiza a tu competencia

Intenta siempre dedicar cierto nivel de tu atención en analizar tu competencia, sobre todo en aquellos que tienen más experiencia. La razón de hacerlo es sencilla, estos cuentan con más tiempo en el mercado por cuanto han podido definirlo de mejor manera y tanto sus productos como su publicidad está orientada a ello;, son modelos ideales para aprender.

4. Plantéate metas a corto y mediano plazo

Siempre es importante establecer ciertas metas a cumplir y definir el tiempo en el que pretendemos lograrlas. Así no divagarás con tu proyecto y sabrás muy bien que hacer, pues ya sabes lo que deseas alcanzar. Lo ideal es que estas sean realistas, de nada nos sirve fijarnos una meta que es sumamente difícil de alcanzar y forzarnos a hacerlo; pues de no darse el caso, esto podría generar frustración en nosotros y echar por la borda todo lo que hemos logrado hasta el momento.

Dentro de estas metas, debemos entonces fijarnos un plan de negocios. En él no sólo estableceremos los objetivos sino también estrategias para conseguirlos, el presupuesto destinado para cada una de nuestras acciones, las características de los productos o servicios que vas a ofrecer y otros elementos que consideres relevantes.

5. Evita todo tipo de deudas

Si estás comenzando con tu proyecto lo lógico es no querer asumir deudas, que en el futuro te serán difíciles de cancelar, por ello ante todo evita endeudarte o analiza muy bien tus pasos antes de ejecutarlos. No olvides enfocar tu atención en la tasa de interés.

6. Busca asesoría o capacítate

Recuerda que entre más sabes de tu nicho, producto, servicio, etc; mayores serán tus oportunidades de éxito. Así que en caso de existir dudas al respecto; siempre es mejor intentar resolverlas antes de aventurarte en el mercado, aunque de seguro la experiencia y el tiempo te enseñará aún más que una capacitación.

7. Crea alianzas estratégicas

Hoy en día, el éxito de una empresa se mide en función de las conexiones con las que cuentas. Por esto es importante, que te dediques a construir alianzas orientadas a promover e impulsar tu pyme; considera a tus proveedores o alguna empresa que complemente tu producto/servicio incluso plantéate establecer ciertos lazos con tu competencia.

8. Publicidad constante

Ya podrás haber interpretado en el desarrollo del artículo, la importancia de las redes sociales para tu pyme. Haz uso de ellas no sólo porque no requieren inversión monetaria, sino porque también son una excelente herramienta para potenciar tu negocio. Son miles de millones las personas que a diario se conectan, esto nos dice mucho y es que dentro de ellas se encuentra nuestro público objetivo, sólo debemos dirigirnos en su dirección.

Abre tu cuenta en Facebook, Instagram, Twitter, Pinterest o en cualquier otra que te posicione entre tus clientes y que te permita concederle un plus a tu negocio.

9. Adquiere tu firma electrónica y contrata tu software de facturación

Una vez que comiences tu emprendimiento, deberás cumplir con ciertas regulaciones legales y de entre ellas una es, emitir tus facturas y demás documentos a través de un software electrónico y para esto, necesitas una firma electrónica.

En Chilefirmas, te ofrecemos la mejor firma electrónica simple del mercado, 100% compatible con el SII e ideal para darle validez a tus documentos tributarios.

Visita nuestro sitio y conoce nuestra promoción. Al comprar tu firma podrás disfrutar de un año gratis de OpenFactura; nuestro software de facturación electrónica.

Ahora bien, por último recuerda que el éxito no esta garantizado y que depende de ti alcanzarlo. Por ello, te aconsejamos creer fielmente en tu idea/proyecto y en continuar avanzando, no en todos los casos somos exitosos en primer momento a veces nos toma un poco más de tiempo lograrlo pero sin duda es posible